Haciendo de mí amiga la mujer de mis fantasías

Haciendo de mí amiga la mujer de mis fantasías

Todo comenzó como a eso de las 9 de la noche estábamos en la disco, cuando entro un grupo de chicas muy guapas a la vista después de un tiempo de mirarlas me di cuenta que entre ellas estaba una de mis amigas y se veía hermosa. En el transcurso de la noche me fui acercando a mi amiga para que pareciera coincidencia. La invite a bailar y acepto pero con el calor de las copas comenzamos a besarnos sin que se dieran cuenta nuestros acompañantes la invite a que regresáramos juntos pues vivíamos por la zona.

Ella acepto sin poner pretextos, nos despedimos y cuando íbamos en el automóvil, me dijo que tenía algo de calor que si no me importaba que se quitara el saco, -de ninguna manera- le dije y ella se quitó el saco que llevaba y una bes más le pude ver ese escote que encellaba la gloria.

Yo no podía creer lo que estaba viendo cuando en un alto sentí que se recargo en mi hombro y pude mirar un poco más ese escote y me comenzó a ¡poner a mil!.

Llegamos a la esquina de su casa donde hay un parque con un estacionamiento y me pidió que nos detuviéramos en la esquina, lo hizo y comenzamos a platicar durante unos minutos, cuando no pudimos más comenzamos a besarnos y acariciarnos fue tanto la excitación del momento que ella saco mi verga que la tenía más parada que nada y comenzó a metérsela a la boca y a chupar tras chupar hasta que me vine en su boca como en una pagina de videos porno y ella se lo trago me acomode de tal manera que ella se montara encima de mí y con pequeños movimientos comenzó a meterse mi verga en su conchita se comenzó a mover despacio tanto que comenzó a gemir de placer y mientras se estaba entregando ama sonó su teléfono eran sus padres.

Paso el tiempo y un par de veces nos encontramos y solo nos saludamos y ya hasta que un día, sonó mi teléfono, conteste y era mi amiga. -Tengo un problema muy feo y no hay nadie en casa ven por favor- sin dudarlo me puse en marcha cuando llegue no sabía que esperar cuando toque inmediatamente escuche que me pido que entrara y subiera su habitación, cuando subí y entre a su habitación estaba sentada frente a su computadora.

Me pidió que me sentara en la cama se paró frente de mí y yo me comenzó a evitar cuando la vi parada con esa minifalda que casi no tapaba nada y una blusa muy pegadita me dijo que tenía un problema con su conexión hace que me pare para ocultar un poco mi excitación cuando me pidió que volteara y ella comenzó a desnudarse poco a poco miraba su escultural cuerpo se acercó ama y me pidió que le desabrochara el brasilero y comenzó a acariciarle los ceños hermosos que me traían loco desde nuestro último encuentro la recosté en la cama y le comenzó a besar los ceños y a morder sus pezones ella comenzó a gemir de placer se acomodó fuera de la cama de tal manera que puso mi miembro en su boca y una vez más comenzó a chuparla toda como si quisiera acabar con ella.

La invite a hacer el 69 de xnxx y nos acomodamos yo abajo y ella arriba comenzó a gemir pero no le importó pues seguí en su función de chuparla toda una vez más me vine en su boca y se la trago toda aun parada mi verga la acosté y con juegos le comenzó a meter mi verga en su conchita comenzó a gemir más fuerte y lo hacía de placer mientras yo metía y sacaba mi verga que estaba nuevamente al punto me pedio que la pusiera en 4 y acepte le comenzó a meter poco a poco mi verga en su anito que era virgen lo note pues comenzó a gritar pero me pedía más y más la lleve a la alfombra y la volvía poner en cuatro pero esta vez me pidió que se lo metiera en su conchita y comenzó a entrar poco a poco y ella me pedía más fuerte y más fuerte nos venimos los dos  al mismo tiempo y nos quedamos recostados en la alfombra por unos minutos.

Nos metimos a bañar y una vez más le acariciaba su hermoso cuerpo que unos minutos atrás fue mío nos despedimos con un beso largo y lleno de lujuria que nos prometimos que nos volveríamos a ver para repetir nuestras locuras y de esta forma cada que podemos nos escapamos para ir a los antros pero nos vamos a un departamento que estoy rentando para solo hacer mía a esa mujer que me trae loco. En otra ocasión les platico cuando cumplimos unas fantasías que compartimos ella y yo.